Te explicamos cuatro razones por las que el cardio no es tan eficiente

En la mayoría de planes para perder peso o disminuir la cantidad de grasa corporal, algunos entrenadores no tan profesionales suelen recomendar hacer grandes cantidades de cardio, pero esto es erróneo, te explicamos cuatro razones por las que el cardio no es tan eficiente

El cardio no es la solución mágica a tus problemas de exceso de peso o a esa grasa acumulada tan difícil de eliminar, si bien es una gran ayuda que debe ser usada como una herramienta de todo el proceso, realizar cardio en exceso será de mucha desventaja para tu organismo.

Fuente: Pixabay

El cardio interfiere al entrenamiento con pesas

En diversas ovaciones el cardio se lo toma como un ejercicio de complemento para los entrenamientos con pesas que estamos realizando.

Por lo tanto debemos tener en cuenta como el cardio puede interferir a los resultados de nuestro entrenamiento con pesas.

En un estudio realizado por expertos se pudo determinar que mientras mayor frecuencia y constancia de ejercicio cardiovascular realicemos, los resultados del entrenamiento con pesas se verían afectados por el exceso del ejercicio cardiovascular.
Esto debido a que el ejercicio cardiovascular es de mucho impacto para nuestro organismo, por lo que se tarda mucho para la recuperación, por lo que esperar unas ganancias musculares óptimas si nos excedemos en el cardio no sería lo más inteligente.
Algunos consejos que debes aplicar es realizar cardio de baja intensidad como nadar, andar en bicicleta o trotar a baja intensidad y por pocos minutos.
También es importante realizar mejor el cardio los días que no entrenas con pesas para evitar el sobreentrenamiento.

Fuente: Pixabay

El cardio te causa fatiga

Físicamente la mayoría de personas que entrenamos en el gimnasio nos volvemos resistentes y a veces solemos pensar que trotar una hora o 45 minutos no es algo tan difícil y la verdad que físicamente no es tan agotador, pero esto si estaría fatigado nuestra mente.

Esto sucede muchas veces cuando se hace cardio en máquinas estáticas lo que perjudica mucho a nuestra mente y nos puede llegar a causar estrés, sin embargo si es recomendable salir a trotar, correr, nadar o andar en bicicleta en diferentes paisajes que reconforten y liberen a tu mente para evitar el estrés, algo muy óptimo también es escuchar música para distraerte.

Fuente: Pixabay

Si te estresa las largas horas de cardio, simplemente no las hagas, redefine tu plan de entrenamiento y puedes hacer más sesiones pero de menos minutos.

Tu cuerpo se adapta al ejercicio cardiovascular

Aunque parezca algo increíble, el cuerpo humano es capaz de adaptarse a cualquier situación y mucho más cuando se trata de ejercicio o resistencia, aquí se explica algo fundamental pues mientras más cardio hagas tu cuerpo se irá acostumbrando a este proceso y llegará un punto en el que deja de quemar calorías.

Esto es cuestión de adaptabilidad y resistencia, pues tu cuerpo se volverá más óptimo, pero llegará al punto de estancarse en la quema de calorías.
Es como cuando comienzas un nuevo trabajo. Al principio, no eres muy eficiente en eso y consumes mucha energía tratando de encontrar la mejor manera de hacer las cosas. Después de un tiempo, mejoras y requieres menos esfuerzo para realizar la misma cantidad de trabajo. Esto es similar a lo que sucede con cardio. Mientras más lo hagas, mejor te volverás, requiriendo menos energía para hacer la misma cantidad de trabajo que has hecho anteriormente.

Esto significa menos calorías totales quemadas, pero realmente la diferencia no es tan grande, pero vale la pena mencionarlo en este artículo.

La solución más óptima para este proceso de adaptación es ir combinando las diferentes técnicas de ejercicio como aumentar más velocidad o aumentar la intensidad con la cual ejecutas el cardio.

Realizar mucho cardio te da hambre 

Aunque en algunos estudios se ha resaltado la posición de que realizar cardio puede suprimir el apetito, en algunas personas no sucede esto, pues pasa todo lo contrario, llegan a sentirse más hambrientas.

Esto se debe a que tu cuerpo es tan inteligente que a él no le preocupa adelgazar a el le importa solamente mantener las suficientes reservas energéticas para cualquier situación que suceda, aquí una recomendación clave es realizar el cardio de forma equilibrada, pues no tiene sentido pasarse decenas de horas haciendo cardio si lo vas a recompensar con muchos más alimentos de lo que deberías.

En este caso lo más inteligente sería revisar los macronutrientes de tu dieta y reducir ciertas calorías en los carbohidratos y grasas para tener desde este punto un déficit energético.

Fuente: Imparable