Desayunar bastante, almorzar con medida y preferiblemente no cenar

Hace algún tiempo atrás se creía firmemente que se debe seguir al pie de la letra las indicaciones de desayunar bastante, almorzar con medida y preferiblemente no cenar.

Esto se consideraba el punto inicial del éxito para cualquier dieta que contribuya a una pérdida de peso de “forma rápida y efectiva”, en la actualidad debemos ser más reflexivos y basarnos en todo lo que dice la ciencia, por lo que en este artículo especificaremos lo que dice la ciencia sobre cada recomendación que antes nos daban:

Fuente: Pixabay

El desayuno incluso no es indispensable como nos decían

Actualmente la ciencia nos ha enseñado que el desayuno ha sido en toda la historia una comida sobrevalorada, esto tiene mucha relación con la sensación que sentimos si no hacemos esta comida.

El desayuno pues no es indispensable y no desayunar no será algo “tan perjudicial” como nos solían hacer creer, esta es una cuestión de costumbre, por eso si tu tienes la costumbre de realizar un buen desayuno para sentirte bien, esto es perfecto y sigue haciéndolo, pero si no te sientes bien al consumir alimentos a primera hora del día y prefieres dejar pasar unas ciertas horas hasta tener el apetito suficiente, también puedes hacerlo ¡Tu cuerpo no se va a deshacer por esto!

No desayunar no implica un obstáculo cuando las personas quieren perder peso, al contrario, concentrar muchas calorías en la primera comida del día fue contraproducente para la quema de grasas en un estudio realizado hace más de 10 años.

Por lo tanto el no desayunar no va a acabar con nuestras ganancias musculares, tampoco nos va a causar enfermedades o afectar en algo la salud y si se trata de perder peso, el desayunar en exceso también va a ser un punto en contra más que a favor.

Lo más importante es saber llevar la cantidad de calorías y de cada macronutriente que debes consumir cada día, para evitar excederte si tu objetivo es adelgazar o evitar comer muy poco si tienes el objetivo de ganar masa muscular.

¿El almuerzo como debe ser?

En cuestión del almuerzo esta va a ser una comida que tu cuerpo la va a necesitar si no desayunaste, sin embargo para esta comida tampoco existe la hora perfecta, pero la cantidad si debe estar relacionada con al menos el 20% de todas las calorías y macronutirentes diarios que consumes, esta siempre se la ha considerado una comida fuerte, pues por costumbre se la realiza a mitad del día o en el medio de las actividades que realizas diariamente, por lo que sí será esencial para llenarte de la energía y los nutrientes necesarios para seguir cumpliendo tus actividades diarias, sin embargo también debes evitar a toda costa, llenarte con grandes cantidades de alimentos.

¿Y la cena?

La cena siempre tenía la culpa de haber engordado a toda la sociedad, así se la consideraba, existía el mito de que si comías en la noche, por ley ibas a engordar pues al irte a dormir todas esas calorías ingeridas no serían quemadas por lo que se transformarán en grasa, esto es falso.

En un estudio se reflejó que no existen evidencias científicas que respaldan la recomendación de cenar poco o no cenar para perder peso. En este caso para conocer la cantidad ideal de calorías que debes ingerir en la cena debes recurrir nuevamente en tu planificación de calorías y macronutrientes diarios.

Si eres acostumbrado a casi no cenar o en muy pocas cantidades, pues deberás destinar a esta última comida solo unos pocos macronutrientes y calorías, sin embargo si en esta hora del día sueles tener mucha hambre podrías destinar un poco más de calorías a tu dieta, pues todo está en el consumo de calorías diarias que realices.

En conclusión

Debes saber escuchar tu cuerpo y consumir las cantidades correctas de calorías en las comidas que hayas planificado en tu dieta, no tienen ningún sentido restringirte ni excederte en ninguna de las comidas, pues todo debe ser equilibrado y calculado según las calorías diarias que debes consumir según tu objetivo.

Fuente: Vitonica