Zumo de frutas o fruta entera ¿Qué es lo mejor?

Sin duda las frutas se encuentran entre los mejores alimentos que podemos consumir para llevar una alimentación saludable, protegernos de enfermedades, mejorar nuestra capacidad física e intelectual, sin embargo existen muchas personas que no consumen las frutas enteras quizás por mala costumbre o porque en realidad no les gusta su sabor, por lo que prefieren los zumos de frutas, pero ¿Son lo mismo?. En este artículo te presentamos, Zumo de frutas o fruta entera ¿Qué es lo mejor?.

Para empezar en un zumo de fruta no se incluye la pieza de fruta completa, por lo que no nos aporta los mismos beneficios y no existen las mismas reacciones en nuestro organismo. Existen 3 cosas principales por lo que consumir una pieza de fruta es mejor que tomar zumo, estos son la cantidad de fibra, el azúcar y la masticación.

Un zumo no equivale a una buena cantidad de fruta

frutas-o-zumoCon esto nos referimos a todos los zumos los que compramos afuera de casa e inclusive los que hacemos en casa con la licuadora o el exprimidor, una excepción son los smoothies en estos si aprovechamos la fruta entera.

La principal desventaja es que al exprimir la fruta estamos desperdiciando gran cantidad de nutrientes de la fruta, esto se queda en el exprimidor o en la licuadora, aquí se queda la fibra de la fruta que es esencial para mantener una buena digestión.

Las frutas contienen azúcar natural, cuando la preparamos en forma de zumo se pierde la fibra por lo que se da lugar a una hiperglucemia en nuestro organismo, debido a que el azúcar en nuestra sangre sube de manera sorprendente, esto no sucedería si comiéramos la fruta completa.

El peor de los casos son los zumos comerciales que ya vienen envasados, en estos la cantidad de fruta no es la adecuada para mantenernos saludables, estos se complementan con saborizantes y procesos de deshidratación de la fruta para después añadir agua. Debemos ser exigentes al momento de consumir un zumo de fruta, revisar la etiqueta nutricional, verificar si no contiene azúcar y el contenido natural de la fruta.

La masticación y la saciedad

La sensación de saciedad es muy diferente entre consumir un zumo y una pieza de fruta, cuando consumimos una fruta entera al masticarla nos produce una mayor saciedad esto debido a que desde la masticación se da el inicio del proceso de digestión, aquí se empiezan a enviar señales al cerebro para indicar que esa comida se debe terminar. Cuando se consume alimentos sin apenas masticarlos, o bebiéndose como en el caso de los zumos esta señal casi no se produce por lo que no existe saciedad y vamos a seguir con hambre durante el día.

La cantidad de fruta que se necesita para hacer un zumo es mayor para encontrar más el sabor pero los nutrientes y la fibra quedan a un lado al momento de licuar o exprimir, aparte la mayoría de veces endulzamos con azúcar artificial lo que convierte a los zumos en alimentos no tan ideales para nuestro organismo.

La mejor decisión es consumir una pieza de fruta fresca o consumirla en forma de smoothie.