Cuidado con los alimentos carbograsas

Muchas veces comemos los alimentos solo por sentir el delicioso sabor en nuestra boca, el ser humano es inteligente por lo cual no debe dejarse llevar solo por el sabor, también debe ver los nutrientes, beneficios y prejuicios que un alimento puede brindar a nuestro organismo, cada alimento tienen un diferente efecto en nuestro cuerpo dependiendo de los nutrientes que lo estén constituyendo, algunos alimentos producen más activación en las papilas gustativas, otros sacian más, y los más ricos en nutrientes son los que menos nos gustan por su sabor, cuidado con los alimentos carbograsas.

Los carbograsas es un término que nació para identificar a varios alimentos que tienen una combinación de muchas grasas e hidratos de carbono, cuando estos dos nutrientes se mezclan en uno solo y están en exceso puede ser muy perjudicial para nuestra salud, varios estudios demuestran que estos alimentos no calman el apetito, y al sentir un mejor sabor nosotros los consumimos más, sin regular las cantidades, por lo cual al final de las cuentas terminaremos con una gran cantidad de calorías en muy poco tiempo, esto luego es muy difícil de eliminar.

Nuestro organismo recuerda a loas azúcares y grasas juntas como si no hubiese alimentos de mejor calidad por lo cual se crea una tendencia en la cual queremos comer mucho más de estos alimentos.

Por lo cual debemos identificar muy bien estos alimentos que están afectando nuestra salud y organismo, debemos reducir los carbograsas de nuestra dieta.

Algunos alimentos carbograsas:

  • Pasteles
  • Helados
  • Bollerías
  • Dulces
  • Postres
  • Galletas con crema
  • Cereales procesados
  • Lácteos procesados, endulzados (leches endulzadas)

Un gran experimento para comprobar esto es que no podemos comer muchas cucharadas de miel pura, porque solo estamos consumiendo hidratos simples, pero esto cambia en un alimento que la mezcle con algún alimento graso, por ejemplo en un pastel, se hace más fácil consumir y no se siente el azúcar por lo cual comemos mucho más.

Recuerda que todos los alimentos sirven, no desperdiciemos la comida, lo mejor es siempre tener disciplina para controlar las cantidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *