Cómo alimentarte correctamente si eres ocupado

Normalmente cuando eres una persona ocupada, tendrás muchas “dificultades” para adaptarte a un plan correcto de alimentación que te permita mantenerte en forma y saludable, sin embargo casi en su totalidad estas dificultades son excusas, pues se puede dejar un tiempo libre óptimo que te permita llevar una alimentación adecuada. ¿Cómo alimentarte correctamente si eres ocupado?

Muchas de las veces cuando estamos ocupados, podemos comer lo primero que veamos pues el hecho de mantener nuestra mente ocupado en otros asuntos más “importantes” nos hace concluir que debemos comer lo que en ese momento aparece para cargarnos nuevamente de energía.

Un plan ideal

Lo mejor que puedes llevar en tu vida es la planificación, lo más recomendable es que saques un poco de tiempo libre el día anterior para preparar tus comidas y llevarlas el día siguiente a tu lugar de trabajo o estudios, ya deberás saber que es lo que vas a comer y los nutrientes que vas a calcular correctamente para que encajen en tu dieta de ese día, esta simple planificación te ayudará a evitar comer lo que se te cruce, esto es clave para estar fitness.

Comprar tus alimentos, es esencial

Lo ideal es realizar una vez compras a la semana de todos los productos que vas a consumir a lo largo de esta semana, así puedes tener todos tus alimentos frescos en tu refrigerador, por lo general todas tus proteínas están en el congelador y debes ser precavido de descongelar con anticipación las proteínas que vas a consumir próximamente. Otras proteínas que puedes comprar que no necesitan refrigeración serán el atún en lata u otros enlatados que tengan alto contenido de proteína.

Es muy recomendable hacer una sola vez las compras por semana, para que de esta forma ahorres tiempo e incluso dinero, así podrás planificar tus comidas para toda la semana.

Sin embargo si no puedes realizar tantas compras, también puedes hacerlo dos o tres veces por semana, pero no es nada recomendable pasar todos los días en el supermercado o la tienda ya que si eres una persona muy ocupada esto te traerá muchos problemas.

Seguir el plan

Debes siempre seguir un plan si quieres tener éxito en cualquier etapa o proyecto de tu vida, si no tienes una planificación adecuada, muy difícilmente llegarás a conseguir tus objetivos.

Para seguir el plan necesitas disciplina, aunque parezca imposible, si podrás preparar tus comidas el día anterior, esto no te tomará más de una hora, para que el próximo día tengas cada una de tus comidas planificada y puedas consumirlas de forma correcta evitando saltarte tu plan y comer cosas que no estaban en la planificación.

Muchas veces si vives con tu familia, tendrás que seguir un plan diferente a sus hábitos alimenticios, puedes comentarles y fomentar la buena alimentación en tu hogar, pero si no es posible trata de mejorar las comidas caseras, aumentarles más verduras, más proteína, mejorar la forma de cocción para que sea más saludable.

Una plantilla de comidas

Puede resultar no tan delicioso, pero es muy eficaz tener una plantilla de las diferentes comidas que puedes realizar al día dependiendo de las necesidades y los objetivos que estés buscando en ese momento.

Por ejemplo para el desayuno, puedes tener tres tipos de desayunos con la misma cantidad de proteína, carbohidratos y grasas, solo que con diferentes alimentos. De igual manera podrías hacerlo para el almuerzo y las meriendas del día.

Planes muy recomendables si no has planificado tu comida

Puedes resguardarte en comidas que también ya son muy fáciles de preparar e improvisar como los batidos de proteína o algunos enlatados que tienen increíbles factores nutricionales que te permitirán mantenerte en forma.

Por ejemplo para los carbohidratos tenemos alimentos muy saludables como el pan integral que contiene también grandes fuentes de minerales y otros micronutrientes com la fibra. También puedes incluir frutas frescas o alguna verdura.

Para las proteínas, puedes preparar rápidamente un batido de proteínas, huevos duros, barras de proteínas, carne seca o enlatada, yogurt griego.

Grasas, puedes consumir un aguacate, cacahuetes, nueces u otro tipo de frutos secos que contienen muy buena cantidad de grasas saludables.

Últimos recursos del plan

Los últimos recursos a los que podrías recurrir es consumir la comida de un restaurante, es preferible consumir más proteína y ensaladas. Trata de buscar algún tipo de restaurante en el que se preocupen mucho por la nutrición de sus clientes, en el que preparen los alimentos de forma adecuada sin muchos aliños o grasas no saludables y en el que la cantidad de proteína sea coherente, evita consumir los excesos de carbohidratos que suelen dar en los restaurantes. Si en el restaurante tienes alguna persona de confianza puedes solicitarle que te ayude con la preparación de un almuerzo diferente con las condiciones que tu le sugieras.