Dormir bien para estar siempre en forma y saludable

Si bien el entrenamiento nos ayuda a activar nuestros músculos e incentivar a nuestro cuerpo a que se mantenga en forma, la nutrición y el descanso son los complementos esenciales que nunca debemos descuidar, en este artículo te presentamos, dormir bien para estar siempre en forma y saludable.

Cuando dormimos mal, algunos factores negativos pueden aparecer en nuestra vida, de forma progresiva o inmediata dependiendo del daño causado en nuestro organismo, muchas personas al dormir mal el día siguiente no tienen un buen rendimiento en sus actividades y en lo único que piensan es que ¡el día se termine ya!

A continuación te presentamos algunos factores negativos que puedes padecer si tu descanso no es el adecuado.

Tiendes a engordar más

En varios estudios se ha comprobado que la falta de sueño termina produciendo aumento de peso en las personas, la cuestión es que al descansar de forma inadecuada nuestro cuerpo tiene bajos niveles de leptina por lo que no estamos saciados y el nivel de grelina (encargada de la sensación de hambre). Esta sensación de hambre puede ser tu peor enemiga.

Cuando no dormimos también nos sentimos fatigados, esto implica que no tengamos la motivación para realizar actividad física y podemos volvernos totalmente sedentarios.

Varias enfermedades

Dormir de forma inadecuada es un factor muy influyente para sufrir a futuro diabetes tipo 2, debido a que tu cuerpo procesará lentamente la glucosa y disminuirá la sensibilidad a la insulina, como ya sabemos la hormona encargada de regular los niveles de glucosa en la sangre.

Dormir mucho tampoco es recomendable, esto se puede asociar a enfermedades de tipo cardiovascular.

Tu concentración se disminuye

En un estudio se evalúo a 39 personas después de restringirlos de dormir durante 19 horas, lo que se encontraron fue sorprendente, los diferentes resultados consistían en que tenían los mismos síntomas de estar intoxicados o ebrios.

Estrés y depresión

La falta de un descanso óptimo puede traer a tu vida ansiedad y depresión, esto debido a que el cuerpo y tu cerebro no ha descansado lo suficiente para enfrentarse a los retos del día siguiente.